Seleccionar página
Compartir contenido

TE CONTAMOS LOS CONCEPTOS BÁSICOS CONTABLES

Los conceptos básicos contables se resumen en la siguiente entrada. En nuestra vida diaria, sin ser conscientes, utilizamos terminología contable y financiera constantemente. Por ejemplo, cuando solicitamos un préstamo, cuando pedimos un anticipo de nuestra nómina o incluso cuando realizamos una compra por internet.

conceptos básicos contables

Definiciones como préstamo, crédito, deudor, deuda… los usamos en nuestro vocabulario coloquial sin darnos cuenta que, en la mayoría de las veces o siempre, los estamos utilizando de forma errónea.

Así que si tenemos interés en aprender y usar la contabilidad, lo principal es empezar por conocer el significado REAL de conceptos que son pilar fundamental en temas económicos. Y escribo REAL en mayúsculas porque las definiciones que vamos a explicar no son únicamente contables, se encuentran recogidas en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Términos | Definiciones:

Crédito:

Error común es pensar que un crédito es un préstamo. NO LO ES. Es totalmente lo contrario. Un crédito es un derecho de cobro. Es decir, importes que nos deben a nosotros. Por ejemplo: si solicitamos una hipoteca en nuestra entidad bancaria, nosotros tenemos una deuda con el banco y el banco, a su vez, tiene un crédito con nosotros.

Deuda:

Este término sí que lo tenemos más claro. Es una obligación de pago a terceros.

 Cliente:

Créditos (derechos de cobro) con compradores de bienes o servicios siempre que correspondan a la actividad principal de mi empresa. Por ejemplo: si comercializo con naranjas, mi cliente será quién nos compre las naranjas. 

Proveedor:

Deudas con suministradores de bienes o servicios que sí corresponden con nuestra actividad principal. Por ejemplo: volviendo a la empresa de naranjas, un proveedor es aquél que suministra las naranjas en nuestra empresa. 

Bienes y servicios:

Antes de continuar con más definiciones contables, es necesario conocer cuál es la diferencia entre un bien y un servicio. Y no, no es que los bienes son tangibles y los servicios no, porque un programa informático es intangible y también es un bien.

La diferencia es bien sencilla, sólo que estas cosas no nos las solemos plantear ¿verdad? Se diferencian en que los bienes se pueden devolver en sí mismos si no estamos conformes con el producto (sea tangible o no), y los servicios no son retornables en sí mismos (independientemente que el dinero pagado por los mismos se pueda devolver), me estoy refiriendo al servicio en sí una vez consumido. Por ejemplo: si compro una naranja y no es de mi agrado, puedo devolver la naranja.

Al contrario, si nos imparten un curso de pintura y no me ha gustado o no me ha servido, no podemos devolver las clases recibidas en sí mismas. 

Deudor:

No, tampoco es una deuda. Al contrario. Deudor es un crédito (derecho de cobro) con suministradores únicamente de servicios ajenos a nuestra actividad principal. Por ejemplo: en mi empresa de naranjas tengo una máquina de café para mis clientes o empleados. Los ingresos que reciba por la venta de cafés, serán mis deudores. Otra cosa es que nos demos de alta en la actividad económica de venta de café. Eso ya sería otro tema que veremos en otra entrada del blog más adelante. 

Acreedor:

Deudas con suministradores de servicios que son independientes a la actividad principal de mi empresa. Por ejemplo: si nuestra empresa de naranjas contrata los servicios de una empresa de alarmas. Conceptos básicos contables

Consumo:

Otro concepto sencillo pero que nunca nos hemos planteado. Estoy segura de ello. Si compro un vestido, ¿es un consumo?, Si me tomo un café en una cafetería ¿es consumo? Si pago una multa de tráfico por exceso de velocidad, ¿es consumo? Bien, un consumo es un intercambio de dinero a cambio de un bien o servicio.  De esta forma, si compro el vestido sí es consumo, si tomo un café en la cafetería sí es consumo, pero si pago una multa de tráfico NO es consumo por el simple hecho que hemos entregado un dinero sin recibir nada a cambio, ni bien ni servicio. 

Sujetos pasivos:

Aquellas personas físicas o jurídicas (empresas) con las que desarrollo un consumo. Estos son: clientes, deudores, acreedores y clientes (definidos más arriba). Y ninguno más. Para no confundirnos en saber quién es un sujeto pasivo y quién no, han de reunir DOS REQUISITOS fundamentales: primero, que exista un consumo.

Segundo, que no tengan la potestad de financiar. Con financiar me refiero a lo siguiente: si compramos naranjas a nuestro cliente, éste nos puede conceder un plazo máximo de pago de 60 días (nuevo plazo estipulado desde junio de 2019), en ningún caso nos podría proporcionar un préstamo a más tiempo de 60 días, por la simple razón que su actividad principal no es conferir préstamos, sino vender naranjas. 

Conceptos básicos contables en Discovery Formación

Como os decía al principio, estos son los conceptos básicos contables para empezar a ser contables… o, al menos, hablar con propiedad cada vez que usemos estos términos 😉 En el Curso de Contabilidad de Discovery Formación hablamos no solo de estos términos si no que llevamos a cabo la contabilidad de una Pyme desde cero.

Entradas relacionadas: