Seleccionar página
Compartir contenido

Vamos a ver en este post que es la usabilidad, la importancia que tiene para tu web, servicio o producto y algunos recursos interesantes.

Podemos definir la usabilidad como la capacidad de diseñar y crear un producto digital o físico que sea fácil de utilizar, aprender y utilizar por parte del usuario.

usabilidad que es, discoveryformacion

Por ejemplo, si estamos hablando de una tienda online debería ser fácil para los usuarios encontrar los productos y finalizar la compra de los mismos sin excesivas complicaciones.

¿Qué significan los términos UX y UI?

UX: Hace referencia en inglés a “User experience” y hace alusión a la experiencia de usuario. Esto en términos simples significa el grado de satisfacción facilidad y uso que encuentra el usuario en nuestra web o producto.

UI: Hace referencia en inglés a “User interface”, y hace alusión al diseño de la estructura de la web o producto en si (colores, distribución, fuentes o diseño). Cuanto más fácil y sencillo sea el mismo mejor experiencia de usuario tendrá el cliente.

¿Quiénes son los creadores de la usabilidad moderna?

Uno de los padres de la usabilidad es Jakob Nielsen. Este ingeniero danés es una de las personas más respetadas en el ámbito de la usabilidad y el diseño.

En 1995 Jakob Nielsen estableció los 10 fundamentos de usabilidad para que una web sea “user friendly” (término utilizado para definir una web con buena experiencia de usuario).

Otra referencia importante es Steve Krug, famoso por su libro “No me hagas pensar” y que expone con casos prácticos como conectar nuestra web con el usuario final, puedes encontrar el libro aquí (no somos afiliados de Amazon 😉)

Principios básicos de usabilidad (Jakob Nielsen)

Visibilidad del estado del sistema: En todo momento debemos mostrar al usuario en que punto se encuentra y que está ocurriendo (por ejemplo, si ha finalizado correctamente el pago de un producto.

Adaptar nuestro sistema (web o app) con el mundo real: Las acciones deben ser simbolizadas por objetos familiares para el usuario (por ejemplo, un símbolo de sobre para la página contactar o el símbolo de la cesta para el carrito de la compra).

Libertad o control por parte de los usuarios: Lo usuarios deben ser capaces de retroceder al paso previo o al punto inicial (el ejemplo en una web sería localizar la página de inicio cuando nos perdemos).

Consistencia: Deberíamos repetir patrones (colores, fuentes y colocación de los elementos) para que nuestros usuarios no se pierdan en nuestro proyecto (un ejemplo sería el botón de llamar que debería encontrarse en la misma zona).

Evitar errores: Es importante guiar al usuario en los procesos en lugar de mostrar errores (por ejemplo, en un formulario le indicamos al usuario si el tipo de dato es válido para que pueda continuar).

Evitar tener que memorizar: Si un usuario elige productos en nuestra web, tendremos que darle un mecanismo (cesta de la compra), para mostrarle todo lo que lleva seleccionado.

Diseño simple y minimalista: Cuando más simple y sencillo sea nuestro diseño, mejor experiencia ofreceremos al usuario (por ejemplo, en una web pasará más tiempo navegando en la misma).

Flexibilidad: Ofreceremos a los usuarios mecanismos de acceso rápido para ciertas tareas mejorando el uso de su tiempo (un ejemplo es de nuevo el carrito de la compra para que el usuario pueda en todo momento eliminar o añadir productos)

Personalizar los errores: En todas las apps o páginas web se producen errores, estos deberán ser claros, concisos y de fácil comprensión por parte del usuario, evitando así sustos o sorpresas desagradables. (ejemplo error 404 personalizado de nuestra web)

Documentación y ayuda: En aplicaciones o páginas web complejas por mucha usabilidad que tengamos el usuario puede requerir de un acceso básico a la ayuda o manual de uso para solventar sus propias dudas sobre nuestro servicio.

¿Dónde se puede aplicar la usabilidad?

La usabilidad puede ser utilizada y aplicada en múltiples entornos, siendo los entornos digitales (páginas web, aplicaciones online o apps para móviles), los entornos más comunes.

Páginas web

usabilidad web

Si el usuario se pierde en una web, lo habitual es que abandone la misma y se lleve una mala experiencia de usuario. Si esto ocurre lo más probable es que el usuario busque otra página web que ofrezca un servicio similar al nuestro y por lo tanto estemos perdiendo futuros clientes.

La usabilidad de una web es además un factor importante de cara al SEO, ya que Google valora el tiempo que el visitante pasa en la misma.

Ejemplo de web con buena usabilidad: Google

Aplicaciones de móvil (Android o IOS)

usabilidad apps moviles

Un usuario puede elegir y usar una app por varias razones (coste, solventar una necesidad, entretenimiento…), pero al margen de cual sea la razón, si la app no es fácil de utilizar y entender por parte del usuario lo normal es que la desinstale y continue buscando otras similares con mayor facilidad de uso.

Ejemplo de app con buena usabilidad: Cabify

Productos físicos

Un producto físico podría ser un teléfono móvil. Los controles de acceso y uso (apagado, encendido acceso a funciones) deberán ser fáciles de entender y utilizar por parte del usuario

Otro ejemplo de usabilidad sería el panel de control de un automóvil, en donde la electrónica cada vez tiene mayor protagonismo y el usuario tiene que ser capaz de realizar acciones y tomar decisiones de manera simple.

Usabilidad vs Accesibilidad

Estos dos términos suelen crear confusión, cuando hablamos de usabilidad hablamos de hacerlo fácil para el usuario y cuando hablamos de accesibilidad estamos hablando de hacer nuestro producto o servicio accesible a usuarios que tengan cierto tipo de limitación (por ejemplo problemas en la vista).

Siguiendo con el ejemplo de la web si una gran parte de nuestros usuarios tienen problemas o limitaciones en la vista (por edad u otros impedimentos), podríamos establecer opciones o mecanismos para aumentar el contraste de los colores o el tamaño de los textos.

Medir o testear la usabilidad

Testear la usabilidad de una web o producto no es fácil, ya que cada persona es un mundo y la misma web puede resultar fácil o difícil dependiendo de los perfiles de usuario que nos visiten habitualmente.

Nuestro trabajo sería adaptarnos al perfil de nuestros usuarios sin discriminar a ninguno (por ejemplo, si la mayoría de nuestros usuarios nos visitan desde un dispositivo móvil, deberíamos optimizar nuestra web para ese perfil de usuario sin descuidar a los usuarios que nos visiten desde escritorio (pc o Mac).

La usabilidad no se puede estimar “a ojo” o usando un grupo de amiguetes, y podemos usar algunas herramientas que nos ayuden a ser más objetivos, te mostramos abajo algunas herramientas interesantes para medir la usabilidad.

Hotjar: Uno de los servicios más populares que nos permite hacer mapas de calor o grabar sesiones de los usuarios (para ver como navegan.

Crazzyeg: Muy similar a Hotjar, ofrece algunas opciones adicionales y bastante completas

Maze:  Podemos realizar pruebas de usabilidad, crear encuestas y realizar prototipos.

Figma: Nos sirve para crear bocetos (wireframes) y estructurar nuestro proyecto antes de implementarlo (dispone de versión gratuita).

Google Analytics: Aunque Google analytics no es una herramienta de usabilidad como tal, nos permite ver comportamientos y patrones de nuestros usuarios (tipo de dispositivo o datos sobre el tipo de navegación que hacen en nuestra web.

Obviamente la usabilidad es un mundo y actualmente una profesión completa, es un campo apasionante en el que aprendemos constantemente de nuestros usuarios o clientes.

Entradas relacionadas: